Garantía

Nuestras alfombras están hechas a mano con las mejores lanas de Nueva Zelanda y en algunos casos viscosa y algodón. Realizamos un riguroso control de calidad en origen y también antes de enviarlas a nuestros clientes.

El periodo de garantía de nuestros productos es de un año, a partir de la fecha de entrega. En caso de reclamación, nuestro equipo técnico determinará si el fallo invocado por el cliente se debe a defecto de fabricación o a daños ajenos a nosotros.

Hay que tener en cuenta que las alfombras de lana fabricadas a mano al estrenarlas pasan por un periodo en el que pierden un poco de lana e incluso puede salir alguna hebra que hay que recortar con unas tijeras. Esto es habitual en todas las alfombras de calidad y se produce por un tiempo determinado que puede llegar a tres meses dependiendo del uso que se de a la alfombra.